La concejala Laura Mondino (Partido Socialista) presentó un proyecto para indagar sobre datos actualizados de niños, niñas y adolescentes en situación de calle en la ciudad de Santa Fe.

 

En el Concejo Municipal la edila Laura Mondino presentó un pedido de informes para saber si, en lo que va de 2024 y en el contexto de extrema vulnerabilidad que atraviesan hoy muchas familias, se ha realizado algún relevamiento de niños, niñas y adolescentes que transcurren gran parte de su vida cotidiana en la calle. El proyecto indaga sobre los datos que arrojó ese relevamiento, las estrategias elaboradas en función de esa información y los resultados obtenidos.

Además el proyecto contempla que, si no se ha realizado tal relevamiento, el Ejecutivo informe sobre las estrategias que se implementan para abordar la problemática del trabajo en la vía pública de niños, niñas y
adolescentes.

«El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que la pobreza en la Argentina alcanzó al 41,7% de la población en el segundo semestre de 2023, mientras que la indigencia fue del 11,9%. Se trata de un aumento de la pobreza de 2,5 puntos porcentuales con respecto al segundo semestre de 2022 y de 1,6 puntos con respecto al primer semestre del año pasado. La indigencia, en tanto, aumentó 3,8 puntos en relación a un año atrás y 2,6 puntos respecto al semestre previo», define el proyecto.

«Según ese informe, el sector más castigado por la pobreza y la indigencia es el de los niños, niñas y adolescentes: aquí los datos oficiales muestran que 58,4% de las personas de entre 0 y 14 años es pobre, mientras que el 18,9% es indigente».

«En el mismo sentido, UNICEF también publicó, en el mes de marzo de este año, un informe sobre la situación de pobreza y su impacto en la infancia. En él se detalla que estamos ante un universo estimado de 8,6 millones de chicos y adolescentes pobres (en cuanto a recursos económicos y en privación de derechos como el acceso a un hábitat digno, salud y educación)».

«Estos datos de profundización de pobreza e indigencia, tienen estrecha vinculación con un aumento del desempleo y del trabajo informal que, según la EPH del último trimestre del 2023, ascendía al 48,7% en el aglomerado del Gran Santa Fe».

«Ante este escenario las familias, sobre todo las más vulnerables, acuden a todo tipo de estrategias de subsistencia donde los niños, niñas y adolescentes también están involucrados. Nos referimos a la problemática de trabajo infantil que se recrudece en una crisis como la que estamos atravesando».

«La situación de la niñez y adolescencia que transcurre su vida cotidiana en la calle es la expresión más visible de esta problemática: en Santa Fe diariamente se observan diversas modalidades de trabajo infantil como venta ambulante,
limpieza de vidrios, mendicidad (en esquinas o puerta a puerta), malabarismo, recolección y clasificación de residuos (para cirujeo o venta de cartón)».

«De ahí la importancia de conocer con qué datos cuenta el Departamento Ejecutivo Municipal y cuáles son las estrategias que ha planificado, si están siendo implementadas y qué resultados está arrojando su aplicación, como forma de abordar la problemática de trabajo infantil que pone de manifiesto la vulnerabilidad de las
infancias y que requiere de políticas públicas integrales y sostenidas en el tiempo».